¿Qué es el tubo neural y por qué es tan importante para mi bebé?

Durante el embarazo las necesidades nutricionales aumentarán y no se trata de la cantidad, sino de la calidad, pues los nutrientes son muy importantes para la formación de tu bebé.

En las primeras semanas se desarrollará el tubo neural que es la estructura de la cual se origina el sistema nervioso central del embrión y cuando hay una deficiencia puede desarrollar algún tipo de alteración como:

  • Anencefalia: Es un defecto de nacimiento en el cual el bebé nace sin partes del encéfalo y el cráneo. Este es un defecto del tubo neural (DTN). Conforme se desarrolla el tubo neural se va formando el encéfalo y el cráneo del bebé (la parte superior del tubo neural), la médula espinal y los huesos del espinazo (parte inferior del tubo neural).
  • Espina bífida: Puede aparecer a lo largo de la columna si el tubo neural no se cierra por completo. La columna vertebral que protege la médula espinal no se forma y no se cierra como debería. Eso suele producir daño de la médula espinal y los nervios.
  • Hidrocefalia: Es el exceso de líquido en el cerebro. Este líquido extra puede hacer que los espacios del cerebro, llamados ventrículos, se vuelvan demasiado grandes, y la cabeza puede hincharse.

Por ello, hay un nutriente muy importante:

Ácido Fólico: es una vitamina B que ayuda al organismo a crear células nuevas y durante el embarazo ayudan al desarrollo del tubo neural. Su consumo reduce el riesgo de que existan defectos tanto en el tubo neural como en la espina bífida.

Si se toma antes del embarazo previene hasta en un 90% los defectos del tubo neural, que son los que afectan el desarrollo del cerebro y médula espinal. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, durante el embarazo debes consumir 400 mg diarios.

Aunque algunos alimentos están fortificados con ácido fólico, no es posible que las mujeres logren consumir lo necesario por lo que es importante tomar un multivitamínico.

es un multivitamínico con la cantidad necesaria de vitaminas, minerales y oligoelementos que tu cuerpo necesita en tres etapas: antes, durante y después del embarazo.

Fuentes:

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos

Academia Americana de Pediatría

Biblioteca Nacional de Medicina de EU